El salt de la Bella Dona

Subiendo al santuario de Lluc, lugar sagrado y centro de peregrinaje para los Mallorquines enclavado en el corazón de la Serra de Tramuntana. Nos podemos encontrar un impresionante precipicio conocido como el salt de la Bella Dona. Sobre el circula una leyenda que todo Mallorquin conoce y que cuenta con innumerables versiones diferentes. Esta es una de ellas:

No se sabe cuando, habitó en el llano mallorquín una mujer hermosa como ninguna llamada Arcenda, a la que obligaron a desposarse con Argot, conde de Bellvesí El día que Arcenda y Argot contraían matrimonio en la parroquia de Selva, se abrieron de golpe las puertas del templo y apareció Lluch Torrella (un enigmático señor, sospechoso de brujería y enamorado de Arcenda) montado en su caballo y vestido con armadura de plata. Se acercó montado hasta el altar, subió a la joven al caballo, y desapareció con ella. Durante días y noches buscaron a la joven. Recorrieron valles, senderos y bosques, dispersaron el ganado y prendieron fuego a la casa de Torrella, que prendió como una gigantesca antorcha. Sólo un perro, un mastín negro, salió ileso del incendio, huyendo monte arriba, parecía que rastreaba en busca de alguna pista. Argot y los demás salieron detrás del animal que no paró hasta pararse frente a una cueva disimulada por unos matorrales. Allí dentro, Torrella y Arcenda contemplaban maravillados la pequeña imagen de una Virgen morena, sentada en su trono de oro. Argot presó de la furia desenvainó su puñal y lo lanzó contra Torrella que cayó allí mismo, ante el espanto de todos. Creyéndose vengado Argot coloca el cuerpo desmayado de Arcenda sobre el caballo, y emprende la bajada al pueblo. Y allí en un recodo del sendero y al borde del barranco que se abre a sus pies, la muchacha vuelve en sí de su desmayo. Argot frena en seco, descabalga, y, lejos de mostrar clemencia con su prometida, la acosa a preguntas y la atormenta con insinuaciones. Arcenda confiesa su amor por Torrella. Cegado por los celos, Argot desenvaina su espada pero la doncella, antes que morir en sus manos, salta al vacio encomendándose a la Virgen. Al caer la tarde, rendido, Argot regresa a la cueva de la montaña, al traspasar el umbral, el espanto lo deja clavado en el suelo. La bella Arcenda la que momentos antes había visto caer por el precipicio, está ante la imagen de la Virgen, casandose con Lluch Torrella. Los novios, ordenaron levantar en aquel lugar un hermoso templo. En cuanto a Argot, su cuerpo, fue encontrado colgando de una cuerda, en la rama de una encina.

El Faro de Capdepera

Prefiero los caminos a las fronteras
y una mariposa al Rockefeller Center
y el farero de Capdepera
al vigía de Occidente.

Cada Loco con su Tema – Joan Manuel Serrat

Este famoso faro está situado en la Punta de Capdepera en Cala Ratjada, en el sureste de la isla de Mallorca, es uno de los faros más emblemáticos de la isla. Fué construido en 1.861 y está situado a 58 metros sobre el nivel del mar, pertenece a una serie de faros que se construyeron en el litoral de España por orden de Isabel II. Hoy dia todavía se encuentra habitado por el farero y su familia.

Parque natural de la Peninsula de Llevant

El municipio de Artà, en el este de Mallorca, alberga uno de los parques más jóvenes de la isla: el Parque Natural de la Península de Llevant, declarado como tal en 2001. Comprende un área de casi 1.600 hectáreas, que contiene tanto zonas montañosas como costeras y un importante patrimonio ecológico y etnológico, que lo convierte en un lugar atractivo para los amantes de la naturaleza, del patrimonio humano de la isla o simplemente para dar un paseo.
En el aspecto ecológico, la combinación entre costa y montañas le concede un gran valor y variedad al entorno. Es el hábitat de varias aves habituales en las Baleares, que habitan en los cercanos humedales de Canyamel: cormoranes, gaviotas, halcones de Eleonor y águilas calzadas. También alberga numerosas especies de plantas endémicas de la zona.

Panorama del parque con la bahía de Alcudia al fondo (click en la imagen para mas detalle )

Panorama del Parque viniendo por la carretera de Capdepera

Accediendo al parque desde Betlem podemos ver estas vistas



Ver en Google Maps

Pinos

…sombríos, sin oro del sol, taciturnos, en medio de brumas glaciales y en
montañas de ensueños, oh pinos nocturnos, oh pinos del Norte, sois bellos también…

…los brazos eolios se mueven al paso del aire violento que forma al pasar ruidos de pluma, ruidos de raso, ruidos de agua y espumas de mar…

La canción de los pinos – Ruben Dario

S´ Atalaya de Ses Animes

En la costa Noroeste de Mallorca, se encuentra «S´ Atalaya de Ses Animes»

Ubicada en un acantilado entre montaña, mar y cielo. Es una torre de vigilancia del siglo XVII de la que se han contado muchas historias mágicas, entre ellas la creencia de que las almas tejen unas invisibles redes en las noches de invierno para atrapar a quien se aventure a pasar por sus alrededores. Según cuentan, en este lugar ha habido misteriosas desapariciones e incluso suicidios lo que ha conseguido que crezca la idea de que este lugar tiene algo inexplicable. Un paisaje especial os espera desde este misterioso mirador y a pesar de lo trágico y tenebroso de la historia, la imagen del acantilado, la atalaya, el mar, el cielo y la magia del lugar, os proporcionaran un bello espectáculo sin duda…eso si, quizás sea mejor alejarse antes de que anochezca…

Vista desde S´ Atalaya

Nocturna de S´ Atalaya (una de mis primeras nocturnas que mas acongoje me dio )

Poema Final del Verano (con retraso, si)

La última tarde agosto
posee una gravedad espesa y burocrática,
sin soluciones ni tutía
para los bañistas o los fotógrafos,
ni tan siquiera
para aquellos que aguardan un milagro
en el calendario
que no los arroje a una realidad
sin gaviotas.
Esta última tarde entrega
-eso sí escrupulosamente envuelto-
un paquete de nostalgias tempranas
a sus últimos habitantes
y se despide con una sonrisa
seca de funcionario,
un hasta mañana sin convicciones
que va dejando en la playa inhóspita
un olor a tinta de sello
y a carpetazo limpio.

Iván Onia Valero

20111025-230832.jpgSes platges de Muro

Carretera de Sa Calobra

La carretera de Sa Calobra se empezó a construir en 1928 y se terminó seis años después. Significó un prodigio técnico para la época. Se tenían que superar 800 metros de desnivel, con 12 kilómetros de curvas. El tramo más difícil fue el de la curva del Nus de Corbata, de 270 grados. En total se tuvieron que mover 31.000 metros cúbicos de rocas y tierra. Los bancales sobre los que se asienta la carretera se construyeron a mano. En 2007 murió en Selva el último operario que trabajó en la construcción de la carretera.

20111022-225826.jpg

20111022-225954.jpg

20111022-230041.jpg

Cap de Ses Salines

Encara té sa clau des far on treballava,
encara té sa clau d’ençà que el jubilaren,
agafa sa bicicleta d’un fill seu, una mountain bike,

i fa un poc de voltera per no passar davant sa tercera edat,
i enfila sa carretera des far de Ses Salines,
i enfila sa carretera i duu es canet darrere, darrere,
hi ha trull de contrabando, un truller.

Ja s’ha tancat sa nit i puja a dalt de tot,
se corda s’anorac i obre un finestró.
Per falta de lluna, Venus se reflexa a la mar,
es ulls té ple d’estrelles de tant de cavil·lar,
i pensa que només és a damunt una de tantes,

es ulls té ple d’estrelles de tant de mirar-les.
«Oh, mirau, mirau, si n’hi ha… quantes».

 Es far de Ses Salines – Antònia Font.

Es Far:Cabrera des Cap de Ses SalinesPosta de sol des del Cap de Ses Salines:
nocturn:

… més des Cap de Ses Salines 

ses fites: