Mate del Pastor

Un rey que salió a cazar se encontró con un pastor. Éste último lo invitó a jugar una partida de ajedrez, a lo cual el rey aceptó confiado. Para el asombro del rey, el pastor lo venció en cuatro jugadas, a las cuales se les llamó “Mate del pastor”