Fibonacci

Uno

_MG_6574
pequeño,

_MG_6568
preciso,

_MG_6564
poético,

_MG_6562
Espiral de la mezcla:
Matemáticas, más poesía produce el Fib.

Gregory Pincus

Anuncios

Origami

El origami (折り紙?) es el arte de origen japonés consistente en el plegado de papel sin usar tijeras ni pegamento para obtener figuras de formas variadas, muchas de las cuales podrían considerarse como esculturas de papel._MG_6587

Dicho plegado de papel suele ser con fines religiosos o relacionados con la cultura zen._MG_6603

_MG_6604

Figura de una grulla

La Capilla del Santísimo

Paseando por el interior de la Seu llegamos hasta el ábside lateral derecho de su cabecera para encontrarnos con La capilla del Santísimo, que pertenece al núcleo mas antiguo de construcción, procedente del siglo XIV.

En el año 2000 el artista mallorquín, Miquel Barceló recibió el encargo de reformar dicha capilla. Para ello Barceló decidió crear una instalación consistente en una pared cerámica policromada de aproximadamente 300 m2, que cubre casi la totalidad de los muros arquitectónicos, y cinco vitrales de 12 metros de altura con tonalidades de grisalla, mas un conjunto de mobiliario litúrgico realizado en piedra de Binissalem y compuesto por altar, ambón, silla presidencial y dos bancos para el coro ferial.

En ella el artista recrea, desde el punto de vista de un maravilloso fondo marino, el milagro de la multiplicación de los panes y los peces, y las bodas de Caná, en torno al Cristo Resucitado.

La iluminación grisácea de los vitrales acentúa la atmósfera marina de la capilla a la vez que refuerza simbólicamente la función principal de esta: la reserva y la adoración del Santísimo Sacramento. En el año 2007 tras la finalización de la obra, La Capilla del Santísimo pasó a ser uno de los elementos más polémicos de la catedral. Los defensores de Miquel Barceló dicen que es de una grandiosidad sin igual. Los detractores, afirman que el estilo contemporáneo en que ha sido construida la capilla desentona totalmente con el gótico del resto de la catedral.

En todo caso la visita a La Capilla del Santísimo en la Seu, no te dejara indiferente.

¿Qué es en definitiva el mar?

Decía Mario Benedetti en su poema El Mar:

¿Qué es en definitiva el mar? ¿por qué seduce? ¿por qué tienta?
suele invadirnos como un dogma y nos obliga a ser orilla

nadar es una forma de abrazarlo, de pedirle otra vez revelaciones
pero los golpes de agua no son magia,hay olas tenebrosas que anegan la osadía
y neblinas que todo lo confunden

el mar es una alianza o un sarcófago del infinito trae mensajes ilegibles y estampas ignoradas del abismo
trasmite a veces una turbadora tensa y elemental melancolía

el mar no se avergüenza de sus náufragos carece totalmente de conciencia y sin embargo atrae tienta llama
lame los territorios del suicida y cuenta historias de final oscuro

¿qué es en definitiva el mar? ¿Por qué fascina? ¿por qué tienta?

es menos que un azar, una zozobra, un argumento contra dios
seduce por ser tan extranjero y tan nosotros, tan hecho a la medida de nuestra sinrazón y nuestro olvido

es probable que nunca haya respuesta, pero igual seguiremos preguntando
¿qué es por ventura el mar? ¿por qué fascina el mar? ¿qué significa ese enigma que queda más acá y más allá del horizonte?

Sueño Del Marinero

Yo, marinero en la ribera mía, posada sobre un cano y dulce río que da su brazo a un mar de Andalucía,

sueño en ser almirante de navío, para partir el lomo de los mares al sol ardiente y a la luna fría.

¡Oh los yelos del sur! ¡Oh las polares islas del norte! ¡Blanca primavera, desnuda y yerta sobre los glaciares, cuerpo de roca y alma de vidriera!

¡Oh estío tropical, rojo, abrasado, bajo el plumero azul de la palmera!

Mi sueño, por el mar condecorado, va sobre su bajel, firme, seguro, de una verde sirena enamorado, concha del agua allá en su seno oscuro.

¡Arrójame a las ondas, marinero:

-Sirenita del mar, yo te conjuro!

Sal de tu gruta, que adorarte quiero,

sal de tu gruta, virgen sembradora,

a sembrarme en el pecho tu lucero.

Ya está flotando el cuerpo de la aurora en la bandeja azul del océano y la cara del cielo se colora de carmín.

Deja el vidrio de tu mano disuelto en la alba urna de mi frente, alga de nácar, cantadora en vano bajo el vergel azul de la corriente.

¡Gélidos desposorios submarinos, con el ángel barquero del relente y la luna del agua por padrinos!

El mar, la tierra, el aire, mi sirena, surcaré atado a los cabellos finos y verdes de tu álgida melena.

Mis gallardetes blancos enarbola, ¡oh marinero!, ante la aurora llena ¡y ruede por el mar tu caracola!

Rafael Alberti – Marinero en Tierra

Graffiti

20111116-225410.jpg

Es un término tomado del italiano, graffiti, plural de graffito, que significa ‘marca o inscripción hecha rascando o rayando un muro’
Entre los romanos estaba muy extendida la costumbre de la escritura ocasional sobre muros y columnas, esgrafiada y pintada, y se han encontrado múltiples inscripciones en latín vulgar: consignas políticas, insultos, declaraciones de amor, etc, junto a un amplio repertorio de caricaturas y dibujos en lugares menos afectados por la erosión, como en cuevas-santuario, en muros enterrados, en las catacumbas de Roma, o en las ruinas de Pompeya y Herculano, donde quedaron protegidos por la ceniza volcánica.

20111116-224625.jpg

20111116-224722.jpg

20111116-225132.jpg

20111116-225233.jpg